Divorcio Contencioso

Divorcio contencioso es el procedimiento en virtud del cual se pone fin al matrimonio de forma no consensuada, y la principal diferencia con el divorcio de mutuo acuerdo es que en el divorcio contencioso, uno de los cónyuges solicita el divorcio sin el consentimiento del otro, requiriéndolo judicialmente mediante presentación de demanda contenciosa.

¿Qué se solicita?

Como ambos cónyuges no están de acuerdo en disolver el matrimonio, se interpone directamente demanda de divorcio contencioso y será el Juez quien mediante la sentencia de divorcio, acordará:

  1. Patria potestad, Guarda y Custodia y Régimen de visitas en caso de haber hijos menores
  2. Régimen de visitas de los nietos con sus abuelos basándose en interés del menor previa audiencia de los abuelos en la que éstos presten su consentimiento.
  3. Atribución del domicilio conyugal y del ajuar
  4. Pensión de alimentos en su caso a favor de los hijos
  5. Disolución del Régimen económico, y liquidación en su caso
  6. Pensión Compensatoria para uno de los cónyuges. A estos efectos, el cónyuge al que la separación o el divorcio produzca un desequilibrio económico en relación con la posición del otro, que conlleve una peor situación respecto al matrimonio, podrá solicitar una pensión compensatoria que podrá consistir en una pensión temporal o con carácter indefinido, o en una prestación única, siendo en la resolución judicial donde se fijen las bases para actualizar la pensión y las garantías para su efectividad.

¿Qué plazo hay para interponer demanda de divorcio contencioso?

Al igual que en el divorcio de mutuo acuerdo la ley señala que deben haber transcurrido más de tres meses desde la celebración del matrimonio para poder divorciarse y no es necesario alegar causa alguna.

¿Es necesario contratar Abogado y Procurador?

Es obligatorio que en el divorcio contencioso cada cónyuge acuda representado por un Abogado y un Procurador diferente, por lo que es un proceso más costoso económicamente para los cónyuges, más largo y procesalmente más complicado ya que su duración suele oscilar entre 8 y 12 meses dependiendo del Juzgado.

Artículos relacionados: