Menores que maltratan a sus padres

Lamentablemente, cada vez es más común encontrar familias en las que los progenitores son maltratados por sus hijos menores bien físicamente o verbalmente, llegando a situaciones de auténtica desesperación. Como muestra de ello, solamente en el año 2014 en Aragón hubo un incremento del 51% de los casos de padres y madres víctimas de la violencia de sus hijos. Según se desprende de los datos del Registro central para la protección de las víctimas de la violencia doméstica y de género recientemente publicados en el Instituto Nacional de Estadística, los juzgados de Zaragoza, Huesca y Teruel dictaron medidas cautelares en 68 casos de violencia filioparental frente a los 45 casos similares registrados en el año 2013. A estos efectos,  los descendientes directos de la víctima fueron los agresores en el 43% de los casos.

¿Qué hacer?

Dado que la violencia filioparental ejercida por menores cada vez está más presente, hay iniciativas como la Fundación de Atención al Menor o el Espacio Ariadna, que tienen como objetivo atender a las familias en las que se registran expresiones de violencia por parte de los hijos orientándoles sobre como afrontar dicha situación y facilitándoles herramientas para superarla y con el apoyo de psicólogos, educadores, o trabajadores sociales entre otros.

El perfil de los menores agresores y de las familias suele variar mucho de unos casos a otros. En algunos de ellos existen problemas complejos como el consumo de drogas, trastornos psiquiátricos, desestructuración familiar, problemas relacionales o fracaso escolar aunque no es posible generalizar siendo la edad media del agresor entre los 15 y los 18 años y son hijos varones que maltratan a sus madres.

A estos efectos podemos diferenciar dos tipos de situaciones. En primer lugar, aquella en la que los menores manifiestan el comportamiento violento durante la adolescencia tardía (unos 16 años), y otra menos frecuente pero más complicada de solucionar en la que el comportamiento violento hacia los progenitores comienza en la infancia y va afianzándose hasta la adolescencia.

En la mayoría de los casos,  la denuncia es lo último a lo que recurren las familias que sufren la violencia filioparental, dada la gravedad de la medida, así como por la vergüenza que les supone a algunos padres reconocer su problema, lo que ocasiona que el número real de casos posiblemente sea mucho más elevado que el que aparece en las estadísticas.

  • matrimonio-civil

Matrimonio civil

MATRIMONIO CIVIL. PASOS A SEGUIR
Expediente previo al matrimonio civil
El primer trámite que hay que realizar es el expediente previo al […]

  • paseos-de-menores

Paseos de menores

Paseos de menores de 14 años son permitidos para aliviar su confinamiento y se limita su franja horaria
Desde el día 26 […]

  • criterios-sobre-regimenes-de-custodia-y-visitas

Criterios sobre regímenes de custodia y visitas

Criterios sobre regímenes de custodia y visitas durante Estado de Alarma por el Coronavirus

A la vista de la situación excepcional […]

  • coronavirus y visitas

Coronavirus y régimen de visitas

Coronavirus y régimen de visitas ¿Qué hacer?
El coronavirus ha impactado de forma notable en las vidas de todos, generando enormes […]